14/03/2014 English, In The News

Relator ONU acusa a Rohaní de no haber cumplido con sus promesas electorales

Logo_de_la_Agencia_EFE

EFE
by Marta Hurtado

March 14, 2014

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, no ha cumplido sus promesas electorales de respetar los derechos políticos y civiles de sus conciudadanos, denunció hoy el relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Irán, Ahmed Shaheed.

“Rohaní hizo campaña abogando por grandes reformas. Afirmó que se respetaría la libertad de prensa, de asociación y de reunión, que se respetarían los derechos humanos, y lo que vemos es exactamente lo contrario”, afirmó Shaheed en rueda de prensa.

“Lamento profundamente que todas las esperanzas vertidas con la llegada al poder del nuevo Gobierno no se hayan concretado y lo que sentimos ahora es una enorme preocupación”, añadió.

El relator destacó varios aspectos de esta “tendencia negativa” en el país persa, como el hecho de que en lo que va de año se hayan ahorcado 176 condenados a muerte; que se esté analizando en el Parlamento una ley para que el activismo político pueda convertirse en crimen; o que recientemente se hayan clausurado varios periódicos.

La cifra de ejecutados ya fue denunciada esta semana por tres relatores de la ONU, incluido Shaheed, que pidieron a Rohaní una moratoria de las condenas a la pena capital.

Ayer, la portavoz del ministerio de Exteriores de Irán, Marzie Afjam, defendió las ejecuciones de narcotraficantes condenados a muerte, dijo que no son un ejemplo de violaciones de derechos humanos y recordó que Irán sufre “pérdidas irreparables” cada día en su lucha contra las redes de narcotráfico internacionales que entran al país con drogas procedentes de Afganistán y Pakistán.

“Pero hay otros ejemplos negativos. No cesan las denuncias de torturas de detenidos bajo custodia, y de confesiones arrebatadas tras largas sesiones de tortura”, prosiguió.

Asimismo, Shaheed denunció que se sigan persiguiendo a las minorías étnicas y religiosas, y que no se les respeten sus derechos de culto.

“Actualmente, en Irán no se puede ni tan siquiera discutir al respecto de la religión oficial”, aseveró.

El relator citó que, según su recuento, hay unos 900 prisioneros políticos en el país, una estadística que ha debido hacer en base a las informaciones aportadas por activistas que ha entrevistado por teléfono o en visitas realizadas a países de la región que acogen emigrantes iraníes.

“Reitero mi petición al Gobierno para que permita mi entrada al país”.

Con respecto a los derechos culturales, y al hecho que actualmente esté en cartelera en Irán un musical donde una mujer canta canciones en inglés, Shaheed recordó que “periódicamente hay una pequeña apertura, que una sociedad altamente educada y ávida de cultura aprovecha, pero lamentablemente, estos espacios siempre duran poco y después la censura se vuelve a imponer”, concluyó.

Shaheed presentará el próximo lunes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU su último informe sobre la situación en el país persa.

Fast loans. Get 1 000 dollar loan with CSU. Borrow money today!